0

Estando en España pase por Vigo, y como era mi costumbre a eso de las dos de la tarde me acerque a un comedero donde ya había muchos obreros sentados en unos largos bancos. Algunos ya almorzandos, otros tomando vino y charlando del atraso que se había producido en España en los treinta años con el gobierno de franco. Un comensal de otra mesa en voz alta dijo: “Atraso económico, moral e intelectual”. (más…)